Factoría ballenera de Caneliñas.

ibsa, massó, morás, caneliñas, factoría ballenera, patrimonio industrial, galicia

La factoría de Caneliñas (Cee, A Coruña) fue la planta de aprovechamiento de ballenas más grande de la península ibérica y la última de Europa en cesar su actividad. Está hermanada con las otras dos factorías que existieron en Galicia: la ballenera de Massó Hermanos, S.A. en Cangas do Morrazo (Pontevedra) y la factoría de Morás en Xove (Lugo). Las tres pertenecían a IBSA (Industria Ballenera, S.A.). Pero la historia de planta de Caneliñas se remonta a 1924 cuando la Compañía Ballenera Española, fundada por el noruego Sven Foyn Bruun, adquirió una fábrica de salazón y 3 hectáreas de terreno al pie de una pequeña ensenada cerca de cabo Finisterre. Este fue el comienzo de una historia que, con diferentes etapas, acabó en 1985.

ibsa, massó, morás, caneliñas, factoría ballenera, patrimonio industrial, galicia
© Jose Chas (2010)

Su primera etapa, bajo dirección noruega, apenas duró cuatro campañas (1924-1927). Pasaron varios años en el que las instalaciones de Caneliñas permanecieron inactivas e incluso volvieron a funcionar como salazón. No fue hasta finales de la década de 1940 cuando José Chas Rodriguez adquiere los derechos de pesca entre Estaca de Bares y la desembocadura del Río Miño y junto con otros empresarios coruñeses compra la totalidad de las acciones de IBSA (fundada en 1946) que incluía entre sus propiedades a la factoría de Caneliñas. La inversión necesaria para su puesta punto, así como la falta de materiales y otras dificultades retrasaron la puesta en marcha de la planta hasta finales de 1951.

La factoría fue rediseñada y modernizada respecto a su anterior etapa noruega. Se trasladaron y ampliaron los autoclaves, protegiéndolos convenientemente de la salitre. También disponía de un pequeño autoclave forrado de plomo para la obtención de aceites vitamínicos, así como de un trommel de 15 metros de largo por 1,6 de diámetro, un molino de producción de harina, tres broyers para secar y triturar la carne y 2 decantadores de 4 metros de alto por 1,5 de diámetro. La mayoría de la maquinaria funcionaba con vapor, por lo que para alimentarlos fue necesario construir 3 grandes calderas en la parte posterior de la planta. Se construyó un cobertizo donde se instalaron 25 tinajas de barro cocido de diez mil litros de capacidad para almacenar el aceite, que no funcionaron según lo previsto y tuvieron que ser sustituidas por contenedores de hierro.

En marzo de 1971 las factorías balleneras de Massó Hermanos S.A. pasan a formar parte de IBSA y a partir de 1972 se establece una relación comercial con tres empresas niponas para la exportación a Japón de carne de ballena. Comenzaba así la última y más productiva etapa de la compañía. A comienzos de la década de 1980 las presiones internacionales, los movimientos ecologistas (incluidos atentados contra los barcos de la compañía en 1981) y finalmente la moratoria en la pesca de cetáceos aprobada por la CBI (Comisión Ballenera Internacional) a partir de 1 de enero de 1986, provocaron el cierre de la factoría al final de la campaña de 1985.

ibsa, massó, morás, caneliñas, factoría ballenera, patrimonio industrial, galicia
© Jose Chas (2010)

ibsa, massó, morás, caneliñas, factoría ballenera, patrimonio industrial, galicia
Factoria Ballenera de Caneliñas | Aldea Caneliñas, 27, 15299 Cee, La Coruña
Anuncios

Autor: Jose Chas

Fotógrafo de arquitectura e interiorismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s